Sexualidad, Silencio, Mentiras

A estas alturas todavía me sorprendo reprimiendo mis pulsiones de placer para no asustar al “santo varón”. Todavía me sorprendo permitiendo que entre por mi “aro” cuando aún no quiero. Todavía me sorprendo invisibilizada cuando manifiesto mi sexualidad a las claras. ¿Pero es que no vamos a crear de una vez por todas un entorno donde podamos ser de verdad?

Yo vivo sola, no tengo pareja ni descendencia. A veces me pregunto por lo que tendrán que pasar tantas y tantas mujeres que están sujetas, con consciencia o no, a un entorno familiar con responsabilidades y, quieras o no, mayores limitaciones.

Ser mujer en el “ruedo” es aún altamente arriesgado y peligroso. Diría que es casi imposible serlo.

Están los discursos tan llenos de mentiras que no sé quién soy cuando soy ni qué es lo que estoy viviendo.

Guerras falsas llenas de dolor y crueldad mientras que los estrategas juegan.

Me siento alejada de mi verdad corporal porque aún estoy acorazada y magullada. Me percibo ligeramente extraña. Como si no acabaran de casar mis piezas. Siento los años, la pereza y, a veces, hasta el desánimo.

Lo intento, lo intento, lo intento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: