Soltar… Saltar… El salto vital.

La abundancia siempre disponible ahí fuera esperando a que nos permitamos acercarnos a ella. Imposible acceder cuando la mente está aprisionada en carencias, miedos y comodidades. Soltar es lo mismo que saltar… saltar es lo mismo que soltar. Me siento tan bendecida cuando suelto y salto. Es un salto vital. Siento que todo está confundido […]

Acuérdate

Recuerda cuando flotabas en el vacío. Cómo ibas segur@ hacia todas partes en el sin tiempo. Recuerda aquel instante de gloria en el que decidiste encarnarte en un cuerpo humano. Recuerda tus primeras células y el viaje submarino de tus primeros nueve meses. Recuerda tu salida de la cueva. Recuerda esos pechos, las caricias. Recuerda […]

Suavecitoooooo

Cómo cambia tu vida cuando te vuelves suavecito contigo mismo, con las personas con las que te relacionas, con el curso de los acontecimientos… Deshacer tu culpa primaria, deshacer la lucha que proyectas en tu día a día y en los demás te deja vía libre para sentirte dichoso/a, amado/a, completo/a. Ya no es necesario […]

Renacimiento en Luna Llena

El día de tu cumpleaños, como un volver a nacer. Con una Luna Llena en Acuario, un significado especial para este día. Soltar, soltar, soltar… Lo escribí muchas veces. Lo sentí tantas… Es tarea desde hace tanto tiempo… Soltar la creencia de mi bisabuelo asesinado de Ser Nada. Sotar los apegos. Soltar la necesidad de rellenar […]

Aplatanada por el sol?

Vivo en Canarias. Quizá tomar tanto rico plátano tenga que ver con mi aplatanamiento. Quizá sea el calor. Aplatanamiento vital. Supongo que no vitalicio. Solo me sale escurrirme a la playa velozmente en bicicleta bajo mi quitasol. Algunas cosas, no obstante, me despiertan: el NO de Grecia, una rica comida, un acontecimiento improvisado, la pulsión […]

¿Mi blog está vivo?

Uy, no sé. Últimamente siento que no tengo palabras. Al menos no me salen. Me pierdo en mi desconexión. Ya no me reconozco fuera de un estado de paz, de íntima relación conmigo. Si salgo de ahí me quedo como lela. No escribo, no siento, no distingo; mi blog se queda como muerto. Las azules […]